Pasar al contenido principal

Terapia Ocupacional, una profesión a considerar en un museo moderno

Experiencia de práctica

Terapia Ocupacional, una profesión a considerar en un museo moderno

Publicado el 12/01/2022
Las estudiantes cuentan su experiencia desarrollando su práctica profesional y seminario de título en el museo
Las estudiantes cuentan su experiencia desarrollando su práctica profesional y seminario de título en el museo
Estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile desarrollaron por nueve meses su práctica profesional en el Museo del Limarí y contaron sus conclusiones tras dicho periodo.

Sin duda que los museos en la actualidad están lejos de ser aquellos espacios fríos y distantes. Actualmente buscan ser un catalizador de las comunidades en las que están insertos, y para ello, necesitan incorporar de mejor manera a sus visitantes. En esa búsqueda el Museo del Limarí incorporó a estudiantes en práctica de la carrera de Terapia Ocupacional de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) quienes a través de talleres y otras acciones detectaron las dificultades que posee el edificio y la colección, en la incorporación y participación de quienes poseen capacidades distintas, ya sean físicas o psíquicas.

Una tarea para nada simple considerando las distancias y las medidas sanitarias vividas durante el último período. El grupo de alumnas estuvo conformado por Nadia Contreras Núñez e Isabel Ramos Oliver, quienes desarrollaron su práctica profesional y también Amanda Campos, Dinnelly Díaz y Micaela Villegas quienes desarrollaron su seminario de título.

Isabel Ramos y Nadia Contreras, nos comentaron sus impresiones al desarrollar esta interesante intervención que fue parte de su período de práctica profesional.

¿Qué les pareció la experiencia de realizar una práctica en un museo de regiones?

“Fue un desafío, pues debido a la contingencia socio sanitaria no hemos podido asistir al Museo del Limarí lo que por un lado generó bastante incertidumbre como dupla ya que no sabíamos cómo íbamos a cumplir con los requisitos y compromisos adquiridos con la dirección del museo. Asimismo, podemos señalar que el apoyo tanto del equipo del recinto como de nuestras profesoras guías fueron fundamentales en este gran proyecto”.

¿Cómo se gestó su práctica profesional en el Museo del Limarí?

“El Museo Limarí solicitó una consultoría en torno problemáticas de accesibilidad con el Departamento de Vinculación y Medio Ambiente de la USACH, la cual a su vez hizo el contacto con la carrera de Terapia Ocupacional de la misma casa de estudios. Es dentro de la asignatura Prácticas Integradas IV y V, que pudimos establecer un contacto directo con la dirección y con el equipo de trabajo del museo”.

¿Qué experiencia se llevan a modo de aprendizaje para su futuro profesional?

“Como dupla creemos que nos llevamos grandes aprendizajes de esta experiencia en el Museo Limarí, ya que entendemos el fuerte compromiso que poseen estas instituciones públicas en torno al derecho de diferentes colectivos, como también, problematizamos el acceso a la cultura y la accesibilidad universal en diferentes espacios como es el caso del museo”.

¿Qué destacarían del museo y que sugieren a mejorar en su área de estudio?

“Destacamos la gran contribución al patrimonio cultural e histórico, no solo de la comuna de Ovalle, sino a nivel nacional. De la misma manera comprendemos su fuerte carácter comunitario y local, como también su compromiso como funcionarios públicos y garantes de derechos, al acceder a la cultura e historia, elementos que son parte de la museografía. Dentro de las sugerencias que hemos podido reconocer, gran parte tiene que ver con la accesibilidad de los espacios que componen tanto el exterior, interior como los espacios administrativos, pero de alguna forma consideramos como aspecto esencial de cambio, el poder accesibilizar la museografía, con el fin de que cualquier persona que asista al museo pueda ser partícipe de la experiencia”.

¿Consideran después de esta experiencia a un museo como área de trabajo en el futuro?

“Desde nuestra experiencia, consideramos importante que la accesibilidad universal y el derecho a la cultura sean fundamentales para los museos, por lo que sería interesante poder contribuir a esos procesos en un futuro profesional. Además el poder plasmar nuestra experiencia en un artículo y contribuir a la museografía accesible tanto nacional como Latinoamericana”.

Seminario de título

Amanda Campos, Dinnelly Diaz y Micaela Villegas quienes desarrollaron su seminario de título también coincidieron con las palabras de las estudiantes de práctica al explicar que fue una grata experiencia porque se vieron enfrentadas a un nuevo espacio en donde aplicar su especialidad y con ello, reconocer que el ámbito cultural aún tiene una deuda pendiente con la universalidad en el acceso.

            Al consultar sobre la elección del museo para desarrollar su seminario de título añadieron: “La verdad, la escuela de terapia ocupacional presentó temas de tesis a los cuales nosotras debíamos postular a al menos 3, y de esos se nos mandaron uno. Dentro de esas opciones que escogimos, elegimos el museo puesto que la temática de accesibilizar nos llamaba la atención, porque era algo nuevo que no se ha abordado en la carrera y es un tema emergente a nivel nacional e internacional”.

De la misma manera destacaron el compromiso del museo al querer generar un cambio significativo en las personas en lo referido al acceso y sentido de pertenencia. Tras la experiencia en el recinto explicaron que los museos son un área que podría ser considerada en un futuro laboral debido a que en ellos se pueden generar cambios y de esa manera ser un aporte a la sociedad haciendo el acceso a la cultura un espacio más inclusivo.

La mirada académica

Valeria Rey, académica de Terapia Ocupacional de la Facultad de Ciencias Médicas de la USACH y profesora guía de las futuras profesionales también quiso compartir su mirada tras la experiencia de las alumnas.

La profesional destacó la colaboración entre ambas entidades en un rubro que es poco abordado por la disciplina de la que es parte pero que según su opinión presenta importantes desafíos para lograr democratizar el acceso a la cultura.

Por otra parte, la académica destacó que estas profesiones que no se asocian a las unidades museales o culturales sin duda son un aporte pues pueden colaborar en lograr la accesibilidad de las comunidades a sus referentes culturales. “Terapia ocupacional es una profesión que suele vincularse con mayor énfasis a procesos de salud y/o enfermedad, pero se requiere un trabajo cooperativo en otros ámbitos que son sustento importante para el bienestar de las personas”, agregó.

En ese sentido destacó el proceso de transformación que han vivido los museos poniendo énfasis en los requerimientos de las comunidades para acceder a su historia y para ello, menciona, es fundamental la colaboración de diversos saberes y disciplinas en los museos.

Al evaluar las dificultades del proceso menciona el contexto de la emergencia sanitaria que impuso medidas de distanciamiento presencial y que fue salvado por medio de la virtualidad pero a pesar de ello, se logró a su juicio un trabajo colaborativo.

El proceso de intervención implicó nueve meses en donde además se trabajó en colaboración con la Oficina de Discapacidad de la Municipalidad de Ovalle, representada por Felipe Muñoz.

 

 

 

 

 

Galería